Tiempo, historia y sublimidad en el románico rural

“Tiempo, historia y sublimidad en el románico rural” es mi segundo libro sobre temática rural tras “Naturaleza, Ruralidad y Civilización”. En él estudio monumentos de los siglos XI a XIV, en pequeñas aldeasy lugares remotos de Castilla, Aragón, Euskal Herría, Cantabria y León, sobre todo, con alguna referencia a Galicia, Asturias y Cataluña.

Pretendo que sea también una guía de viaje que sirva a las personas que deseen conocer esta parte del pasado medieval rural y agrario de los pueblos peninsulares. Cuando hoy las gentes, aculturadas y reducidas a seres-nada sin pasado ni historia van en procesión a las grandes ciudades, como Nueva York o Londres, y a lugares exóticos a consumir orientalismos o indigenismos de supermercado, mi libro invita a valorar las pequeñas aldeas que tenemos aquí al lado, para comprender nuestra historia, entender mejor la ruralidad y, por tanto, conocernos más precisamente como comunidad humana y como personas.

Asimismo, cuando toda la cultura occidental está siendo destruida por el capitalismo y los Estados de Occidente, mi libro se atreve a reivindicar una parte fundamental de aquélla, realizada por nuestras abuelas y abuelos de hace casi un milenio. Es, pues, una expresión de amor hacia las generaciones que nos han precedido, en un momento en que el odio a lo positivo de la cultura occidental, promovido desde el poder, y el odio, a menudo mero racismo, hacia nuestros antepasados, lo invade todo.

El texto es complejo. Trata, por supuesto, de arte, escultura, pintura y arquitectura, sobre todo, por tanto de estética, pero también de historia, liberación de la mujer, filosofía, análisis del trabajo, política, sexualidad, derecho y, cómo no, revolución.

El pueblo, los pueblos, fueron quienes levantaron los monumentos del gran arte románico rural popular, y en ellos se expresan y representan. Por eso mi libro se propone comprender su mensaje y legado, saltando por encima de los siglos, para usar sus conocimientos en la solución de los grandes problemas de nuestro tiempo y en la mejora cualitativa de nosotras y nosotros mismos, en tanto que revolución interior, espiritual, a realizar.

La parte histórica compendia un análisis del mundo romano así como de su negación realmente acaecida, el primer cristianismo y el monacato cristiano revolucionario, de los que va a surgir en los territorios del norte de la península ibérica la revolución de la Alta Edad Media de los siglos VIII y IX. En una fase posterior la sociedad concejil, comunal y consuetudinaria (luego foral), creada por dicha revolución, va a dar vida al románico popular, también conocido como románico concejil, de las pequeñas aldeas y villas de los siglos XI a XIV.

Frente a la incomprensión, ignorancia autosatisfecha, servilismo político y burdas calumnias del mundo académico y mediático contra la sociedad concejil medieval, se sitúa, p.e., el románico erótico o amoroso al que el libro dedica bastantes páginas además de varias láminas que sorprenderán a muchas y muchos por la rotunda presencia de lo sexual, de la libertad sexual, en los templos cristianos del periodo románico.

Es un libro denso pero, creo, de fluida lectura. En él he trabajado muchos años. Se propone afinar la capacidad de comprensión y análisis tanto como desarrollar la sensibilidad estética y el gusto por la belleza y la elevación del ánimo, en un lúgubre mundo en que el embotamiento de la sensibilidad, la vil pasión por la fealdad, el culto por lo mediocre y el suicida desprecio por la sublimidad lo invaden todo.

Por supuesto no gustará a los dogmáticos de uno y otro lado, a los creyentes de las religiones políticas y a quienes, en general, tienen la mente cerrada a la realidad y a la verdad, y agradará -espero- a las personas de mente amplia, sensibilidad autocultivada, capacidad de emocionarse con la belleza, pasión por la historia y voluntad de saber.

En él el arte románico es estudiado en sus contradicciones internas, como una realidad a la vez positiva y negativa. No es apologético sino analítico y reflexivo.

Félix Rodrigo Mora

297 páginas
P.V.P.: 15€
22 fotografías a color

Foto portada: Tuesta, Álava
Foto contraportada: Templo de Cervatos, Cantabria